Passar Páxaros (Joaquín Badajoz)

Passar Páxaros
Toda la noche estuvimos oyendo passar páxaros.
Cristóbal Colón. Diario

Oyendo pasar sombras,
leves ventiscas de resurgimiento,
para ascender como la llama, leve,
para poder ser aire y ocupar los sitios
que pasarán inadvertidos.
Pájaros de trueno, si tuviera alas
disfrutaría el vértigo del ave que se cierne
soportando el peso del azul sobre la espalda.

Ahuyentado por el hueso del árbol,
por sus copiosos racimos de sangre,
me posaría sobre la eternidad
que es continuar volando.

Todo hombre ha descubierto mundos,
sabe lo que perdió
y lo que como un ave de cetrería se avecina.

Ha sentido dolor, esquirlas de obsidiana,
el fuego de las lenguas abrazándole las piernas.
Al cerrar los ojos sólo recuerda el fogonazo,
el hilo del relámpago que corta como un látigo.
Para descubrir no basta levitar,
ser el ojo de furia
donde empasta el aceite
su contenido rancio,
es preciso quebrar los velados encierros
hacer profesión de su drama en la máscara.

Mientras en la manada humana comulgues,
siempre oirás pasar pájaros
rompiéndose como trombas sin música,
preludio de la nada que antecede
al hallazgo donde todo se pierde.


De Passar Páxaros (1999-2004) en Passar Páxaros/Casa Obscura, aldea sumergida. Hypermedia Americas, ANLE, 2013.