viernes, 26 de septiembre de 2014

Mario Meléndez Muñoz y los gusanos: del buen uso del humor negro en la poesía

Mario Meléndez Muñoz
(Linares, Chile, 1971. Vive en Roma)
En "Precauciones de última hora", Mario Meléndez Muñoz se toma el pelo, en tanto que poeta (y como tal con pretensiones de perdurar) y como futuro cadáver. En "Testamento" se burla, también, del valor de un poema, y parodia la Última Cena en el poema homónimo. Pero en "La portadora" humaniza también a las palabras, y al hacerlo extiende entonces su burla a ellas. La muerte viva y los vivos muertos en una inversión carnavalesca que prosigue en "Recuerdos del futuro".


MMM tiene otros poemas más "serios", pero me gustan más (tomarse en serio nos hace ver las cosas de lejos) los que no lo son, los que se burlan de sí mismos, de la poesía y de los poetas (por ejemplo, de Vicente Huidobro), teniendo en cuenta que uno sólo se burla de lo que le importa, y al resto lo ignora.

Es curioso porque unos y otros poemas parecen obra de poetas distintos. Me permito quedarme con el Meléndez burlón; si el otro no lo acepta, me quedará la opción de burlarme de él con su otro alter ego, que no se perderá semejante ocasión.