miércoles, 20 de abril de 2016

La técnica del letrista (vindicación de Ignacio Copani)

Fuente de la imagen
Copani no canta bien (ni lo pretende). Sí es, sin embargo, buen letrista. Y lo es en términos técnicos (y es un elogio). ¿Qué  significa? Que versifica bien, que no utiliza el recurso de usar una palabra en otro idioma para encontrar fácilmente una rima, que no recurre a construcciones forzadas para respetar la métrica (y que la respeta). Por supuesto, Copani es un cantautor, por lo que la separación de áreas (música, letra, interpretación) es poco aplicable, ya que escribe y compone para él.

Por otro lado, el hecho de que se trate de lo se que se entiende como un cantor "comprometido" (es decir, en el que la transmisión de una visión del mundo, una ideología, es esencial) dificulta la apreciación puramente estética: a quienes no comulguen con sus ideas se les hará difícil reconocerle el menor mérito. Obviamente, él tampoco lo busca: Copani se inscribe en la tradición del trovador/ cronista, por lo que el costado emocional (que requiere una empatía con el oyente) es sumamente importante.

Breve análisis de fragmentos de Ángel del Pasado (1990):
Que me digan que soy ángel del pasado.
En un ala llevo atada la memoria
y en la otra los abrazos
que les debo a mis hermanos
los que hicieron algo
por cambiar la historia.
(...)
Que me digan que soy ángel del pasado.
Soy demonio, soy fantasma o cualquier cosa
Soy la fe que me enseñaron
sin camisa, sin engaños
y la sigo aunque ya no esté de moda.
En la primera estrofa citada tenemos una métrica dodecasílabo/ dodecasílabo/ octosílabo/ octosílabo/ dodecasílabo dividido en dos hexasílabos con rima. la métrica variable se adecua a la melodía. La rima es asonante/ consonante (depende los versos) con estructura a/b/a/a/a/b. En la última, la métrica es igual pero no hay división del último dodecasílabo. La rima queda entonces a/b/a/a/b. La relación con la melodía, con fuerte división entre cada verso, refuerza el impacto emocional, basado en una clara simbología peronista. ¿Hay que ser peronista para apreciar la canción/ letra? No, pero a un antiperonista se le dificultará.

Doble conclusión entonces. Por un lado, Copani es buen letrista (maneja muy bien la técnica, que es lo que le importa a ese blog defensor de la versificación). Por otro, como ya dijimos muchas veces, queda claro que las letras se evalúan como lo que son : composiciones poéticas creadas para una música. El juicio estético será incompleto si no incluye el momento de la interpretación.