viernes, 8 de agosto de 2014

Alicia Borinsky, poemas que rectifican el lenguaje común

http://www.pagina12.com.ar/2000/00-10/00-10-16/pag14.htm
Alicia Borinsky (Buenos Aires. En USA desde 1975)
La de Alicia Borinsky es una poesía que habla

En "¿tiene vuelto?" (Frívolas y pecadoras, 2008), a un interlocutor (una ex-pareja de la voz poética), en un discurso en el que el recurso clásico de pasar de lo literal a la metáfora
un dejo que me repite
pero no en el estómago

es en la memoria
querido en la memoria
se usa de manera eficaz, enfatizando la potencia de la imagen.

Es también una poesía ("amor fallido pose número 2") que transcribe lo que otros hablan, que constata casi clínicamente el fallo repetido de la comunicación amorosa
aquí había una vez una pareja que se peleaba todo el tiempo
cuando él quería un bombón
ella oía sacáte la bombacha
cuando ella le pedía masajes caricias números para jugar a la quiniela
él la llevaba a locales cabalísticos donde cuatro
hombres juegan al dominó día y noche
 sin que eso implique infelicidad:
pero como ya se sabe la felicidad
tuvo que acabar
Como mecanismo, un verso que rectifica al anterior, en un retorcer de expectativas que funciona como una cachetada suave a la atención lectora.   

Ese juego de opuestos y de contradicciones se desarrolla también en otros poemas como "venenos fortificantes", donde los venenos fortifican, las pompas fúnebres tientan y el "matarse" se agradece. De la misma manera, en "Piropo a mis lectores"
Si supieras lo que te estás perdiendo,
vení si querés,
y si no querés jodete,
total a mí qué me importa
no soy yo quien se quedará sin mí.
el píropo en cuestión es una total declaración de indeferencia.

Se valora, en la poesía de Borinsky (lamentablente no hay mucho en línea), esos giros repentinos que avivan la lectura.