viernes, 10 de enero de 2014

Isabel Cadenas Cañón: el poema como marca ligera pero duradera

Isabel Cadenas Cañón (Basauri, País Vasco, España, 1982). Vivió en Buenos Aires y actualmente reside en Brooklyn.


Hay un uso exitoso de la simpleza en los poemas de Isabel Cadenas Cañon, que se pone al servicio de un yo poético que contempla y (se) describe. El medio son unos versos cortos cuya métrica impone un ritmo lento que obliga a masticar cada línea, a hacer propio ese paso aeróbico y pausado ("s/t", Irse).

En otro poema del mismo libro ("AF 5962"), ese yo poético explora su identidad confrontándola con los espacios que atraviesa. una identidad que es todo menos rígida, que esta hecha de reflejos y comparaciones, que fluye tanto como la voz que la construye en un itinerario en el que cosas y seres no tienen límites estrictos.

Cuando pasa a la poesía en prosa, la relación de ese yo con las palabras que produce cambia, y se genera una dialéctica entre el relato de un recuerdo y el recuerdo en sí ("Ribera, c. 1987").

A nivel temático, constantes reflexiones sobre el ir y el estar, sobre los vaivenes y su interacción/ influencia sobre quien los sufre/ realiza.

Referencias al viajero mítico. El partir como viaje a antiguas identidades propias, y la escritura como testimonio de esos cambios.

Poemas que tiene el mérito de leerse fácilmente, teniendo buena permanencia en paladar, como un vino con cuerpo.